www.estedemadrid.com
Del 10 al 16 de diciembre de 2018     

BLOGS > Paseos por la naturaleza

Boga
Boga

Después de presentarles dos capítulos que han mostrado de manera somera las especies más frecuentes de nuestros ríos y lagunas que, curiosamente, son todas foráneas y muy dañinas, vamos por fin a ocuparnos de las especies propias, las nativas, las denominadas técnicamente “autóctonas”.

Los peces de nuestras aguas. Especies invasoras (II)

Proseguimos la exposición de peces de nuestros ríos y lagunas.

Pez gato negro (Ameiurus melas y también, en la literatura antigua, Ictalurus melas): Cabeza y boca de gran tamaño, con cuatro pares de largas barbillas; cuerpo sin escamas, recubierto por una mucosidad abundante y color negro, salvo el vientre, que es amarillento. Especie de pequeño tamaño que, en nuestro país, no supera los 30 centímetros. Originario del centro-este de Norteamérica (tanto en Estados Unidos como en México). En la península Ibérica fue introducido a principios del siglo XX en el nordeste (cuenca del Ebro y algunos ríos catalanes) y se ha extendido después por las cuencas del Tajo, Llobregat y Júcar. En nuestras aguas es abundante, en especial, como hemos podido comprobar personalmente, en las lagunas de Velilla de San Antonio.

Percasol (ejemplar procedente de la Laguna del Campillo).
Percasol (ejemplar procedente de la Laguna del Campillo).

En esta ocasión nos vamos a ocupar de algunos de los peces que habitan en nuestras aguas. Y hemos elegido para comenzar el grupo de las especies alóctonas, ya que, en primer lugar, son las que, por desgracia, son más frecuentes y, en segundo, porque causan verdaderas hecatombes en los ecosistemas que colonizan, perjudicando gravemente cuando no eliminando del todo, a muchos peces autóctonos.

El pasado 6 de junio, el Centro de Educación Ambiental “Caserío de Henares”, perteneciente a la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid (Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio), impartió un taller sobre “insectos” especialmente diseñado para niñas y niños de corta edad.

Vamos a terminar la serie dedicada a uno de los enclaves más singulares de nuestros territorios del este madrileño. Para ello les presentamos a cuatro especies escogidas entre otras muchas que podíamos haber elegido, todas ellas tan interesantes como fundamentales para un conjunto tan diverso como lo es este bosque.

Durante este mes vamos a continuar disertando sobre más especies vegetales presentes en este bosque argandeño.


Continuamos, sin más preámbulos, con la exposición de plantas interesantes de este “bosque mágico” de Arganda del Rey.


Durante los primeros meses del nuevo año vamos a continuar con la presentación de plantas notables o curiosas del que acaso sea el bosque más importante del este de Madrid.

El cerrillo escobero (Stipa offneri) es una gramínea perenne y calcícola que delimita zonas poco frías. Mide entre 35 y 80 centímetros de altura y tiene las hojas basales y los tallos agrupados formando un haz (es fasciculada). Sus flores están dispuestas formando una panícula laxa (una por espiguilla). La belleza de las lomas cubiertas de cerrillo cuando las alienta el viento es única: las olas del mar corriendo por los cerros de Arganda, por los de Rivas. Y no hay que tener demasiada imaginación, se lo aseguro, vayan a comprobarlo en un día apropiado por los cerros que circundan Arganda del Rey o en el Telégrafo de Rivas-Vaciamadrid.

Queridos lectores, este mes y el siguiente continuaremos con la exposición de algunas de las plantas más notables de este bosque argandeño. Pasamos pues, sin más dilación, a presentar algunas especies.

Espantalobos o Colutea Hispánica
Espantalobos o Colutea Hispánica

Como les prometimos en el capítulo anterior, este mes comenzamos la presentación de diversas especies vegetales del Carrascal de Arganda que nos han parecido más curiosas, representativas o valiosas. Entre otras muchas plantas que se podrían escoger, como lamentablemente no podemos extendernos demasiado, hemos hecho una elección totalmente arbitraria que, no obstante, esperamos que resulte acertada y sea de su interés.
En cuanto a la calificación de valores naturales, Arganda del Rey, como en otras muchas facetas —arquitectónica, histórica, cultural y social, turística (gastronomía incluida), etc—, es un municipio cuya valoración objetiva, a nuestro juicio, es altísima.
Scutigera coleoptrata
Scutigera coleoptrata


Con motivo del 20 aniversario del Parque Regional del Sureste, el pasado 1 de junio se desarrolló una actividad denominada “El Carrascal de Arganda”, una senda ecológica dirigida desde el Centro de Educación Ambiental “Caserío de Henares”, el Centro que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid tiene en San Fernando de Henares, muy próximo a Torrejón de Ardoz (1), en el mentado paraje argandeño.

Acerca de volcanes y de fuegos que no se apagan con agua.  La filosofía del reptil

Hace cuatro años tuve la oportunidad de visitar Costa Rica. Y de acercarnos hasta el volcán Arenal. Dos días pasamos allá, cómodamente acondicionados en una de las infraestructuras hoteleras que se extienden por los alrededores. “Arenal” es un volcán en plena actividad eruptiva. Aproximadamente cada hora se produce una explosión y el correspondiente acompañamiento sísmico. Impresiona. Aparentemente todo está controlado, pero según nos aseguraron los guías un año antes habían muerto dos turistas alemanes y cada decenio sumaba cierto número de personal a la lista de achicharrados por los escupitajos volcánicos que se desviaban de las previsiones oficiales o bien a causa de alguna imprudencia humana (esa cualidad que tanto nos caracteriza y que algunos turistas se empeñan en llevar hasta tales extremos que les hace visitar el más allá antes de tiempo).
La renovación de las estaciones; un nuevo ciclo


Mayo, la primavera en plena explosión de vida, color y entusiasmo. Actividad frenética. Todos los seres, plantas, animales y hasta la tierra del suelo, sufren un arrebato de pasión, de fiebre de vida (1). Unas fechas en las que uno de los espectáculos más apasionantes es la contemplación del devenir cotidiano de las aves, muchas de las cuales se encuentran en pleno proceso reproductivo (cortejo, construcción del nido, puesta, cuidado y alimentación de la prole). Y en ello están muchos ornitólogos y muchos de ustedes —de vosotros—, sencillos amantes de la naturaleza sin necesidad alguna de mayor especialización, paseantes amables de nuestros alrededores, a los que os gustan sobremanera los pájaros.

Naturaleza, aire y contaminantes

Uno se ha pasado la vida estudiando la fauna y flora de todos los lugares que sus pies han visitado. Desde muy pequeño. (Que recuerde, desde que tenía uso de razón.) Uno tiene carácter de científico y, condición atávica e ineludible, mira siempre todo “desde cerca”, qué le va a hacer... Bibliotecas, asientos duros e incómodos, iluminación amarillenta, fuerte y concentrada en un espacio pequeño, tenue en el resto, casi fantasmal; atmósfera cerrada, con aroma especial —el olor de conocimientos acopiados con afán por los guardianes de la humanidad—, volúmenes encuadernados a la antigua usanza —anales del perfume de la sabiduría—, su tacto impresiona, sus textos alimentan mi cerebro. Mesa de estudio —ya en mi casa—, libros por aquí y por allá, abiertos por la página tal o cual, desparramados por todas partes, hasta por el suelo... Lupa binocular, pinzas, microscopio tal vez, aparatos diversos... Uno no puede dejar de observar, registrar y medir; observar, registrar y medir..., observar, registrar y medir... Pero de tanto pegar las gafas y acercar la mirada para estudiar a los insectos y a las plantas, uno no se da cuenta de la realidad... ¡No me había dado cuenta!
Recuerdos de infancia y naturaleza

Una de las cosas grabadas en mi cabeza desde la infancia es la colección de cromos “Geo-Ciencias”. Era la década de los 60, ¡hace ya tanto tiempo! Pantalones cortos, canicas, cromos de fútbol y otros de temáticas diversas. De repente, por sorpresa, aparece en los quioscos una sobre temas de naturaleza de una calidad técnica impensable para aquella época. Devoraba sus textos y me fascinaban sus estampas (tanto que medio siglo después todavía la conservo). Quizá no me puedan comprender y lo entiendo, son sentimientos personales imposibles de compartir, pero estoy seguro que a cada una y a cada uno de ustedes les habrá sucedido algo similar con otros asuntos, aunque sean bien distintos. Sé que así nos entenderemos, ¿verdad que son algunos episodios de esa índole los que se quedan grabados a fuego en nuestra memoria?

Un cambio radical de nuestra visión medioambiental

Javier Grijalbo
Javier Grijalbo

Estimadas lectoras y lectores, he de confesar que el asunto que nos ocupa en este capítulo ha resultado ser para mí un grato ejercicio de reflexión, pensamiento y redacción. En efecto, hablamos de escribir la crítica de la exposición que tuvimos la suerte de disfrutar durante los dos últimos meses del pasado 2013. Porque hasta el 13 de diciembre, estuvo expuesta la muestra “Descampados” en el vestíbulo del Centro cultural “Federico García Lorca” de Rivas-Vaciamadrid. En una amplia serie de paneles se explica al detalle el valor de unos espacios que conviven con el ser humano y que, hasta ahora, han venido siendo considerados ámbitos territoriales sin valor alguno, simples “espacios muertos” a la espera de su transformación mediante la edificación o urbanización.
 (Foto: Emma León Muñiz)
(Foto: Emma León Muñiz)

Después de los festejos navideños, tras unas fechas del calendario donde las risas, las fiestas y la felicidad se entremezclan con las bufandas y los guantes, las castañas y las confidencias, el compañerismo y las buenas intenciones para el año nuevo, no queremos dejar pasar la ocasión para dejar por escrito unas reflexiones sencillas y hacer unas recomendaciones que no dudamos que ustedes, amables lectores, atenderán para que así, entre todos, consigamos que nuestro entorno —nuestra casa— no se deteriore más de lo que ya lo está haciendo. 

Larvas de Gallipato
Larvas de Gallipato


Que los distintos grupos animales están sufriendo un fuerte retroceso en todos los entornos urbanos españoles y sus aledaños es un hecho constatado y denunciado continuamente por tantas y tantas personas que nos preocupamos por estudiar, censar y vigilar el estado de la biota para de ese modo colaborar en la conservación de nuestro valioso patrimonio medioambiental (denunciando en su caso cuantos desmanes y anomalías se produzcan). Por tanto, de vez en cuando, comprobar que ciertas especies emblemáticas o las pertenecientes a los grupos más delicados —y los anfibios sin duda lo son— son capaces de sobrevivir aún en condiciones extremas, aunque sea a duras penas, es una noticia esperanzadora.

Sinoxylon sexdentatum  (Foto:  P. Bahillo)
Sinoxylon sexdentatum (Foto: P. Bahillo)

Como ya indicábamos en el capítulo anterior, los bostríquidos son una familia de coleópteros cuyo estudio siempre ha resultado de gran interés debido a su importancia económica agrícola y forestal. Estos insectos atacan tanto a los árboles y arbustos vivos como a la madera trabajada. Además, algunas especies pueden desarrollarse sobre diversos tipos de semillas, produciendo importantes pérdidas en productos almacenados (arroz, trigo, etc.).

Klaus-Ulrich y los bostríquidos (I)


Continuamos el repaso con alguno de los colegas con quienes mantenemos relación científica y, en concreto, este mes, toca turno a un gran científico alemán que ha venido colaborando aportando interesantes datos sobre unos coleópteros, los bostríquidos, que estamos estudiando junto a los biólogos españoles Pablo Bahillo y Manuel Baena, unos insectos que tienen gran interés por formar parte de los seres que devoran la madera de los árboles, siendo considerados algunos de ellos como plagas debido a los daños económicos que provocan. Se trata de Klaus-Ulrich Geis.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Revista Este de Madrid :: 2012 :: Edita Portal Este de Madrid, S.L. :: Calle Mariano Barbacid, 5 :: 28521 Rivas Vaciamadrid :: T. 91 670 2236 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8
0,71875