www.estedemadrid.com

Irresponsabilidad

A primeros de noviembre pasado, un individuo se lanzó a buscar, vía WhatsApp, colegas para atentar contra la vida de un Presidente del Gobierno de España. Lo hizo dentro de un grupo con el que compartía ideología, a deducir del hecho de que quien lo denunció era militante del partido de extrema derecha VOX. El personaje, varón de 61 años, con un arsenal en su domicilio, parece ser que entraría dentro del prototipo de lo que popularmente se conoce como Facha. No fascista, pues para merecer esta denominación necesitaría una cierta formación ideológica bastante más allá de un desaforado amor por los símbolos denominados “patrios”: bandera, arriba España, Franco, etc.

Ese “desaforamiento”, llevado al límite en un cerebro desequilibrado. puede llevar al propietario de esa masa gris a pretender eliminar a quien para él representaría el sumun de la maldad, Pedro Sánchez, un rojazo que ha cometido el mayor de los pecados, sacar de su eterno descanso los sagrados huesos de El Generalísimo y arrojarlos no se sabe bien a dónde.

Ahora bien, ¿cómo y quién puede llevar al límite a algún descerebrado, hasta hacerle concebir semejante barbaridad? Llevamos mucho, demasiado tiempo, sometidos a un enervamiento insoportable por parte de determinadas políticas, ejercidas por políticos de muy escasa categoría personal y más exigua aún formación intelectual.

El caso de Pablo Casado es paradigmático. Alcanza la presidencia de su partido, como resultado de la batalla personal entre dos lideresas que se llevan fatal. Una de ellas, antes muerta que sencilla, le entrega su bagaje de seguidores con tal de que su enemiga no gane la contienda, como aquel personaje de la fábula que se hizo sacar un ojo con tal de que dejaran ciego a su contrincante. Y ahí lo tenemos, incendiando lo que haya que abrasar con tal de afianzarse en un poder que le viene grande y con la ayuda de ese aspirante al liderazgo de la derecha nacional, que dispuesto a lo que haga falta para conseguirlo, donde aquél pone un huevo él pone dos y con jamón.

Habrá quien alegue que el error es de Sánchez por no dejar a los muertos en paz, sin tener en cuenta que el cadáver y lugar donde aún se encuentra ubicado son símbolos de una ideología diametralmente opuesta a la, al menos en apariencia, dominante hoy en España y en Europa.

Pero, aunque así fuera, en un ambiente menos crispado que el que esos dos jovenzuelos están provocando, con la ayuda de algunos medios de comunicación, tal vez no se hubiera producido semejante idea en el cerebro del vigilante de seguridad hijo de un alcalde franquista de Cataluña.

¿Cuántos descerebrados de extrema derecha hay? Nadie lo sabe. ¿Cuántos de extrema izquierda? Tampoco. Porque, cuando alguien con capacidad suficiente para que su discurso llegue a mucha gente, no mide bien las posibles consecuencias de lo que hace no sabe dónde ni cuándo puede caer la pelota.

Así que, templemos gaitas, por favor y por si acaso.

Irresponsabilidad
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Este de Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Revista Este de Madrid :: 2012 :: Edita Portal Este de Madrid, S.L. :: Calle Mariano Barbacid, 5 :: 28521 Rivas Vaciamadrid :: T. 91 670 2236 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8