www.estedemadrid.com

Recuperar la historia de Rivas, a pico y pala

miércoles 03 de octubre de 2018, 12:45h
Los técnicos y arqueólogos del INCIPIT (Instituto de Ciencias del Patrimonio) dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han estado durante el mes de septiembre excavando varias zonas de Rivas-Vaciamadrid para recuperar restos históricos de la localidad ripense, en especial, lo relativo a la Batalla del Jarama, que tuvo lugar entre el 6 y el 27 de febrero de 1937 en toda la zona sureste de Madrid, aunque no sólo eso, sino que también han realizado prospecciones de los restos que aún quedan de la Casa Palacio de Felipe II y del antiguo ayuntamiento de Vaciamadrid.
  • Los vecinos y vecinas de Rivas-Vaciamadrid, observando los trabajos en una de las jornadas de puertas abiertas.

    Los vecinos y vecinas de Rivas-Vaciamadrid, observando los trabajos en una de las jornadas de puertas abiertas.

  • Inventariando el material hallado.

    Inventariando el material hallado.

  • Restos de vasijas y cerámica.

    Restos de vasijas y cerámica.

  • Interior de uno de los restos encontrados.

    Interior de uno de los restos encontrados.

  • La Corporación ripense también visitó los trabajos de excavación.

    La Corporación ripense también visitó los trabajos de excavación.

  • El refugio anti tanque en pleno trabajo de excavación.

    El refugio anti tanque en pleno trabajo de excavación.

  • Una parte del refugio anti tanque, en la que figura un trozo de la firma de sus constructores BATA (llón de zapadores).

    Una parte del refugio anti tanque, en la que figura un trozo de la firma de sus constructores BATA (llón de zapadores).

  • Crucifijo, hallado en una trinchera republicana.

    Crucifijo, hallado en una trinchera republicana.

  • El equipo de Alfredo González Ruibal, trabajando a pleno sol.

    El equipo de Alfredo González Ruibal, trabajando a pleno sol.

  • Frasco de colonia, casi intacto, con su etiqueta y todo.

    Frasco de colonia, casi intacto, con su etiqueta y todo.

  • Granada italiana, encontrada en un lugar al que, en teoría, no llegaron las tropas franquistas.

    Granada italiana, encontrada en un lugar al que, en teoría, no llegaron las tropas franquistas.

  • Peseta republicana de 1937. Trinchera de la zona de El Campillo, antes de iniciar las excavaciones.

    Peseta republicana de 1937. Trinchera de la zona de El Campillo, antes de iniciar las excavaciones.

  • Medalla de Eduardo VII y cartucho británico.

    Medalla de Eduardo VII y cartucho británico.

  • Granada del Quinto Regimiento.

    Granada del Quinto Regimiento.

  • Casas campesinas de los siglos XVII y XVIII, junto al Palacio de Felipe II.

    Casas campesinas de los siglos XVII y XVIII, junto al Palacio de Felipe II.

  • Trinchera de El Campillo, a vista de dron.

    Trinchera de El Campillo, a vista de dron.

  • Parte del equipo del INCIPIT, trabajando en una trinchera.

    Parte del equipo del INCIPIT, trabajando en una trinchera.

  • Trinchera de la zona de El Campillo, antes de iniciar las excavaciones.

    Trinchera de la zona de El Campillo, antes de iniciar las excavaciones.

La idea de realizar esta serie de excavaciones arqueológicas en Rivas-Vaciamadrid, viene de lejos, tal y como afirma Manuel Castro, asesor de alcaldía, “ hasta en tres ocasiones llevamos Proposiciones No de Ley (PNL) a la Asamblea de Madrid, para el reconocimiento del Parque Histórico de la Batalla del Jarama. Eso lo recuperamos en 2016, a raíz de la destrucción del Cerro de Coberteras por un incendio”. Como continuación de ello, añade que “nosotros lanzamos una Inversión Financieramente Sostenible (IFS) para los trabajos de excavación arqueológica, de manera principal en posiciones de la Guerra Civil en línea republicana, porque teníamos conocimiento de ello por el inventario de la Guerra Civil que hizo GEFREMA”. Con este objetivo se inició un concurso para decidir qué entidad se hacía cargo de los trabajos, que finalmente ganó el Instituto de Ciencias del Patrimonio del CSIC, dirigido por el arqueólogo, Alfredo González Ruibal.

La labor del INCIPIT

El director de las excavaciones, Alfredo González Ruibal, reconoce que los trabajos se iniciaron antes de que los técnicos comenzara a socavar el terreno, de hecho “hicimos una primera fase de reconocimiento del terreno durante la última semana de julio, para ver el potencial que tenía de cara a la intervención y de cara a convertirlo todo en un museo al aire libre, que es lo que nos interesa”. Por ello, se centraron “en sitios reconocibles y fáciles de integrar en un entorno convertido en museo. En julio y agosto hicimos trabajo de documentación en los archivos, para buscar información relativa a la Guerra Civil y la posguerra en esta zona”. La campaña de pico y pala duró cinco semanas, durante todo el mes de septiembre y primeros de octubre, aunque una vez finalizado esto “aun quedan tres o cuatro meses más de procesado de toda la información de la que saldrán los informes técnicos, tanto arqueológicos, como históricos y el diseño de los carteles informativos que señalizarán la zona convertida en museo”.

“Uno de los objetivos que se buscaba era dotarnos de un recurso didáctico y turístico sobre el impacto que tuvo la Guerra Civil en el entorno” (Manuel Castro, asesor de alcaldía del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid).

Manuel Castro, desde la perspectiva municipal, añade que “uno de los objetivos que se buscaba era dotarnos de un recurso didáctico y turístico sobre el impacto que tuvo la Guerra Civil en el entorno, porque aun siendo la segunda ciudad de Madrid con más restos de este periodo bélico, no tenemos nada que sea visitable”. A partir de ahí “el siguiente paso será solicitar la autorización y los permisos de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, que es quien tiene la última palabra”. González Ruibal recalca que “la idea es visibilizar todo esto, convirtiéndolo en un recurso permanente para Rivas-Vaciamadrid, con la problemática de la preservación. Por eso, nos hemos centrado en los elementos que pueden tener una conservación más sencilla, descartando todo lo que está hecho en arena y poniendo un énfasis mayor en los refugios y fortines”.

Unos trabajos muy fructíferos

A pesar de los expolios de los ‘buscadores de restos’ que han peinado la zona durante casi 80 años y del chatarreo de posguerra, el equipo del INCIPIT, formado por casi una veintena de personas, entre técnicos y becarios, ha hallado numerosos vestigios de la Guerra Civil. Así nos lo contaba Alfredo González Ruibal, “en la zona de El Campillo había una línea de trinchera muy bien conservada, así como uno o dos campamentos. Lo que no esperábamos era encontrar un conjunto fortificado, con un nido de ametralladoras, que formaba parte de un complejo con un parapeto aspillerado, una trinchera de resistencia y con una historia compleja, que formaba parte de una red defensiva más amplia y un fortín de hormigón muy grande, para un anti-tanque, del que no teníamos noticias, ni arqueológicas, ni históricas”. De hecho, localizaron una parte del forjado de cemento, firmada por los militares que lo construyeron y en la que se puede leer ‘BATA’, por ‘Batallón de Zapadores’. Esa fue la guinda que coronó la tarta, puesto que lo localizaron casi cuando estaba sonando la campana del final de las operaciones arqueológicas, por lo que tuvieron que acelerar al máximo los trabajos para descubrirlo en su integridad. González Ruibal sostiene que “tras la Guerra Civil, esta construcción militar fue volada de forma intencionada”.

Además de eso, localizaron varias granadas que contradicen los datos históricos que existían hasta ahora, porque se trata de armamento del ejército sublevado (franquista), que han aparecido en una zona del río Jarama a la que, los datos aseguran que no llegaron. Ruibal explica que “esto no es un tema concluyente, pero que plantea muchas dudas, porque encontramos tres granadas similares”. Las explicaciones que aportan a ello “una es que hubiera un golpe de mano durante la Batalla del Jarama, que no ha dejado testimonio porque no tuvo relevancia, otra posibilidad es que fueran armas capturadas al enemigo por las tropas franquistas, y la tercera opción es que se tratara de chatarreo de posguerra y por eso han aparecido en una zona que no debieran”.

Como curiosidad, también ha aparecido un crucifijo en trincheras republicanas y una medalla del rey Eduardo VII, que posiblemente fuera portada por un brigadista británico, así como numerosos enseres de uso diario utilizados por los combatientes.

El tiempo y los seres humanos lo borran todo

El hecho de que muchos de los restos hayan permanecido ocultos hasta nuestros días, según Ruibal se debe a varios factores, por ejemplo, “las chabolas de los soldados, con el tiempo se han ido colmatando de forma natural con lenguas de tierra que se han desplazado desde las laderas de los cortados. En cambio, las fortificaciones, el nido de ametralladoras y el fortín para el anti tanque, se ve que fueron colmatados a propósito al acabar la guerra”. El desarrollo urbanístico de las ciudades ha destruido definitivamente el resto.

“Nos hemos centrado, más que en lo que ocurrió durante la Batalla del Jarama,” (Alfredo González Ruibal (Arqueólogo director de las excavaciones del INCIPIT.CSIC).

De cualquier forma, las excavaciones y el trabajo de los expertos sacan a la luz muchos de esos secretos guardados con sigilo durante más de 80 años, al margen de que el equipo de González Ruibal se ha centrado “más que en lo que ocurrió durante la Batalla del Jarama, que lo refleja perfectamente la historia minuto a minuto, en lo que sucedió después, porque de eso hay muy poca documentación”.

La Casa-Palacio de Felipe II y el antiguo ayuntamiento de Vaciamadrid

Los primeros trabajos de los técnicos se llevaron a cabo en la zona baja del Cerro de Coberteras, junto al río Jarama, donde hay numerosos restos de la Guerra Civil, pero también se ubicó la Casa-Palacio de Felipe II y el antiguo municipio de Vaciamadrid, con su Ayuntamiento, porque según González Ruibal “es muy difícil excavar en España y que no salgan restos de varias épocas históricas. Eso es importante, porque nos explica la historia de larga duración de un municipio como Rivas-Vaciamadrid y pone la Guerra Civil en perspectiva”.

En esa zona, como afirma Castro “se plantearon unos sondeos valorativos en la denominada ‘Casa de Peña Blanca’, donde estaba el antiguo Vaciamadrid, para seguir los trabajos de identidad iniciados en esta legislatura y de recuperación de la historia de Rivas-Vaciamadrid”.

De lo descubierto, Ruibal reconoce que “el Palacio de Felipe II está muy destruido, sólo se conservan algunos restos cerca del río, pero muy arrasados. Lo que sí se conservan son las casas que estaban junto al Palacio, que nos parece más interesante, porque palacios de Felipe II hay muchos en España, pero casas de sus súbditos se conservan muy pocas”.

Del antiguo Ayuntamiento de Vaciamadrid, parece que se puede recuperar algo más, de hecho, el Consistorio ripense, el pasado día 27 de septiembre aprobó en Pleno una memoria de inversión, que, según Castro, “esperamos sacar adelante una vez que se agote el periodo de alegaciones, para recuperar este antiguo Ayuntamiento y que empiecen las excavaciones, probablemente en noviembre o diciembre de 2018, porque queremos que ese recurso esté en marcha en julio de 2019, con el 60 aniversario de la reconstrucción del casco antiguo en su lugar actual”.

En cuanto a la protección de todo lo hallado a raíz de los trabajos del INCIPIT, Castro asegura que “la mejor protección es el conocimiento, que la gente sepa que esto existe, que esté cuidado. Estamos encargando vallas para acotar la zona, evitar el vandalismo o la destrucción intencionada de los restos, pero debe entenderse que este es nuestro patrimonio, porque no tenemos catedrales, acueductos o grandes mansiones antiguas, pero esta es nuestra historia”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Este de Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Revista Este de Madrid :: 2012 :: Edita Portal Este de Madrid, S.L. :: Calle Mariano Barbacid, 5 :: 28521 Rivas Vaciamadrid :: T. 91 670 2236 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8