www.estedemadrid.com

Conversión

Hubo un antes y un después. Antes del 8M las posturas de los partidos de la derecha eran diametralmente opuestas a la huelga, los paros y las manifestaciones que se preparaban. Después, incluso un par de días antes, cuando se veía venir que la cosa iba creciendo de manera exponencial, comenzaron a virar en redondo.

Pasaron de las calificaciones despectivas en las que hablaban de “feminismo radical y de extrema izquierda”, del “yo hago la huelga a la japonesa”, a ponerse el lazo morado en las solapas y a esas frases tan ingeniosas en las que parece que dicen algo, sin decir nada en absoluto “seguimos luchando para tomar más medidas”, “(la lucha por la igualdad) es un movimiento de todos, una lucha transversal” (Méndez de Vigo 9/3/18). Por no hablar de Alberto Rivera, ahora “encantado de liderar (sic) el movimiento transversal feminista”.

Me vino a la cabeza la supuesta caída del caballo de Saulo de Tarso, camino de Éfeso, cuando pasó de perseguidor de cristianos, a converso y de ahí, pasito a pasito, a ser declarado apóstol, pese a no haber sido precisamente seguidor de Cristo en vida.

Porque,por mucho que se maquillen y perfumen, veo muy complicado que la gente olvide que las conquistas que los movimientos feministas han ido realizando durante estos tiempos posteriores a la dictadura, siempre, pero siempre, siempre han sido ante ellos. Desde los primeros escarceos con la despenalización de los anticonceptivos, hasta la ley del divorcio, o la del aborto, que creo recordar que tienen aún en el Tribunal Constitucional a donde fue de la mano del conocido feminista radical Don Alberto Ruiz Gallardón.

Lo curioso de todo esto es observar cómo, una vez aprobadas las leyes, sean relativas a los anticonceptivos, al aborto o al divorcio, no son precisamente las clases populares las que más uso hacen de sus ventajas.

Si una cosa queda clara con todo esto es que los oídos de esas organizaciones políticas en el contexto social o están taponados o simplemente no existen; sus bases sociales están en otras órbitas en otros mundos y no les avisan de la que se viene encima.

Para prueba definitiva: la rebelión de los jubilados. Se acabó la sumisión al poder de ese grupo social, no ha sido a la tercera sino a la cuarta, pero se terminó. Cuatro “subidas” del 0’25% ha colmado la paciencia del colectivo que ahora me da la sensación de que ya no busca su comprensión, ni siquiera su conversión; busca ponerlos en la oposición, echarlos de una vez por todas.

Los mensajes que circulan por las redes sociales procedentes de personas de este colectivo sí que son totalmente transversales, lo mismo da que sean de grupos de gente de derechas que de izquierdas hay coincidencia no sólo en los objetivos, la hay también en los propios textos, procedan de donde procedan.

Veremos en qué para todo esto finalmente, pero está claro que el señuelo que, durante unos meses, ha supuesto “el procés” ha pasado a mejor vida. El independentismo catalán ya no da ni para hacer chistes. El vaso se ha colmado y, una de dos, o se vacía o se rompe. No hay otra salida.

Conversión
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Este de Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Revista Este de Madrid :: 2012 :: Edita Portal Este de Madrid, S.L. :: Calle Mariano Barbacid, 5 :: 28521 Rivas Vaciamadrid :: T. 91 670 2236 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8