www.estedemadrid.com

¡Duro y a la cabeza!

Parece ser, según el CIS de enero que, si a principios de ese mes hubiera habido elecciones, Ciudadanos las habría ganado. A la vez, la deriva enloquecida de los herederos de CIU, con su Puigdemont al frente, sigue al pie de la letra todo lo que puede llevar al peor escenario social, político y económico que se pueda imaginar en Cataluña.

Ambos hechos se alimentan entre sí y son consecuencia el uno del otro o el otro del uno, según desde dónde se mire. Nos encontramos con que una importante mayoría de españoles están tan hasta la coronilla del independentismo catalán, que ponen su mirada en un partido que tiene un mensaje muy claro: “A estos no se les pasa ni una”.

La prueba del algodón: el PSC reconoce que las palabras de Iceta comprometiéndose a perdonar a los políticos independentistas condenados por los tribunales de justicia, le costó cien mil votos, que se fueron a Ciudadanos. Eso en lenguaje común es: “de eso nada. Duro y a la cabeza”. Y elevando el criterio a nivel nacional, ahí está el CIS para mostrarlo. Para cerrar el círculo: el PP en caída libre, por su excesivos escándalos y errores políticos de bulto, se desangra encuesta tras encuesta imparablemente.

El independentismo más radicalizado, ante la evidencia de la imposibilidad de alcanzar sus aspiraciones, parece dispuesto al sacrificio numantino, al morir matando, a forzar la permanencia indefinida del 155 en su plenitud.

Con este panorama, en el que los criterios de la ciudadanía se mueven más por el corazón que por el cerebro, la consecuencia natural es que tenemos derecha en la Moncloa, quizás algo más europea, más moderna, con menos resabios franquistas en su seno, para rato y con bronca en Cataluña incluida.

Mientras, los partidos a la izquierda del PSOE absolutamente descolocados ante una realidad que se evidencia muy distinta a cuanto habían imaginado los catedráticos de políticas que les han dado la vida. Y lo que es peor, los grandes problemas que nuestra sociedad tiene pendientes de resolución ahí se van a quedar, agravándose.

Si echamos la vista atrás, veremos cómo el error político que hoy aparece con toda nitidez, está en la legislación electoral vigente, que ha permitido que partidos con poquísima incidencia a nivel nacional, pero importante a nivel autonómico, hayan sido decisivos a la hora de permitir la gobernanza del estado. Concretamente, CIU ha hecho y desecho en Cataluña a su santa voluntad, con la aquiescencia tanto del PSOE como del PP, forzados a aceptar sus exigencias y a taparse los ojos con sus irregularidades, hasta llegar al punto en el que nos encontramos.

La modificación de la ley electoral será o no si Ciudadanos no queda el primero en unas elecciones porque llegado el caso, como ya no le convendrá no le correrá ninguna prisa. Hasta es posible que al Partido Popular se le aparezca alguna de entre la multitud de vírgenes de su devoción y les haga desear, fervientemente, modificarla. Ser segundo o tercero da una perspectiva muy distinta.

En fin, que ya veremos.

¡Duro y a la cabeza!
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Este de Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Revista Este de Madrid :: 2012 :: Edita Portal Este de Madrid, S.L. :: Calle Mariano Barbacid, 5 :: 28521 Rivas Vaciamadrid :: T. 91 670 2236 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8