La “Jirafa del África occidental”