www.estedemadrid.com

Aserciones sobre la felicidad (Epílogo y algo más, I)

“A veces pienso que las charlas sin importancia en los lugares sin importancia son los momentos más importantes de mi vida”
Extraído de la película El mismo amor, la misma lluvia, 1999, guion de Juan José Campanella y Fernando Castets.

Aserciones sobre la felicidad (Epílogo y algo más, I)

 

La línea vertida en las páginas previas trata de ser una metáfora sobre cómo se puede ser feliz en esta vida sin necesidad de apelar al dinero o al consumismo, de explicar que no necesitamos lo que nos venden los medios de comunicación o la sociedad.

Un escrito que pretende demostrar que se puede ser feliz simplemente apelando a nuestra cabeza -recurso siempre presto a ser generoso-, que se puede ser feliz de la manera más "tonta" y sin necesidad de tener nada, sin ser "propietario" de nada, sólo sabiendo reconocer qué es lo sustancial en la vida.

Estarás de acuerdo conmigo en que la importancia de las personas, los recuerdos y las cosas es siempre tan relativa como lo quiera ser el valor que les asignamos. Porque dicha valoración es siempre tan personal y tan dispar como lo somos tú y yo, como lo son todos y cada uno de los habitantes del mundo, todos distintos. No hay dos mujeres ni dos hombres iguales ni los habrá jamás. Por eso somos tan importantes. Tú, yo, tu perro y mi gata, nuestros compañeros de senda y todos los demás, las plantas y los animales y todos los organismos, aquella piedra y esa montaña, el barro que se pega a tu bota y la arena que se escapa entre mis dedos, estas cuatro paredes…, el agua que he bebido y el aire que respiras, aquella nube y esa luna llena; también el sol….

Para que seas feliz, es primordial que hagas las cosas porque quieres hacerlas y no porque te las impongan los demás. No debes explicaciones a nadie. Debes tomar las riendas de tu propio ser. Tienes derecho a ser feliz como tú lo desees, no como los demás te digan que debes serlo. Aprende a ser libre. Un ejemplo sencillo: yo estoy perdiendo el tiempo aquí sentado a tu lado, escuchándote. Para ti quizá no sea nada, para mí es mucho. Para mí es importante, ¿por qué no?, esto es lo que quiero hacer ahora. Así soy feliz, simplemente hablando contigo. Quizá sea un poco tonto para ti (no te rías, o mejor dicho, ríete, sí, se te ve bien). No sé si me explico, aunque no creo que sea difícil entenderme. Si amas lo que haces nunca tendrás motivos para estar triste o deprimida. O triste y deprimido. Rompe las cadenas que te impiden ocuparte de tu propio ser humano. Eso es la libertad. Eso es la felicidad. Y si no encuentras el camino, busca en tu interior, escarba en tu corazón. Deja que aflore tu lado infantil, no sofoques nunca tu capacidad de sorpresa, de maravillarte con las cosas más nimias, con las cosas elementales. Piensa, deja fluir tu imaginación y, por favor, no dejes nunca de mostrar tu sonrisa.




Nota: A raíz del ensayo anterior, escrito en Vera, Almería, entre julio y agosto de 2012 y terminado en Rivas-Vaciamadrid en septiembre, he continuado mi propia reflexión sobre unos asuntos tan importantes para mí (seguiré en ello hasta el mismo día de mi muerte, supongo) y no querría finalizar la nueva exposición pública de mis sentimientos que ha supuesto publicar los cinco capítulos anteriores sin volver a incidir en algunos puntos que no por ser más o menos periféricos dejan de tener su peso. En realidad, me da la impresión que con ello no hago sino insistir e insistir sobre los mismos pensamientos y repetir, con distintas frases, con otras palabras, una misma obsesión.

La fotografía que ilustra este capítulo recoge un fragmento de una acuarela de la pintora zaragozana Julia Colón Gracia, –mi madre-, firmada el 1 de diciembre de 1945.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (859)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Revista Este de Madrid :: 2012 :: Edita Portal Este de Madrid, S.L. :: Calle Mariano Barbacid, 5 :: 28521 Rivas Vaciamadrid :: T. 91 670 2236 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8